Ya entró en vigor un sistema que puede llamarse de “licencia única”María José Molina | Histórico del BlogCanalProfesional

Ya entró en vigor un sistema que puede llamarse de “licencia única”María José Molina

El principio de eficacia en todo el territorio nacional reconocido en la Ley 20/2013, de 9 de diciembre, de garantía de la unidad de mercado, entra en vigor para implantar lo que podría denominarse como “licencia comercial única”.

¿Qué implicaciones tiene? Admitir que en todo el territorio nacional, ciertas actuaciones administrativas tengan plena eficacia (artículos 6 y 20 de la mencionada Ley). Esto es, el reconocimiento implícito de actuaciones de las autoridades competentes de unas Administraciones públicas en otras, suprimiéndose las duplicidades de control administrativo. Significa que la normativa del lugar de origen del operador económico se proyectará más allá del ámbito territorial. Eso sí, los operadores económicos seguirán necesitando de una licencia para actuar, pero será suficiente con la licencia de una única Comunidad Autónoma (regulación de origen) para poder ofertar su producto o desempeñar sus servicios en el resto del territorio nacional sin necesidad de trámite adicional, cumplimiento de especificaciones diferentes o permisos especiales. En su artículo 19, la Ley 20/2013 dispone como regla general que una vez constituido legalmente podrá ejercer su actividad en todo el país “[…] mediante establecimiento físico o sin él, siempre que se cumpla los requisitos de acceso a la actividad del lugar de origen, incluso cuando la actividad económica no esté sometida a requisitos en dicho lugar” excepto para los controles previos aplicables a una concreta instalación o infraestructura física; mientras que tratándose de productos o bienes se reconoce siempre que se haya producido legalmente al amparo de la normativa de alguna de las Administraciones públicas. Así, los productores tendrán que pedir una sola licencia para poder comercializar sus productos en todo el mercado nacional.

Por otra parte, y ahora ¿qué norma aplica si una empresa ya está presenta en más de una Comunidad autónoma? Al respecto, la Ley permite que pueda elegir qué regulación de origen adopta. Si no comunican cuál ha sido su elección, se determinará como autoridad de origen el lugar donde el operador ejerce la dirección efectiva, gestión administrativa y dirección de negocio, o en su defecto, la del lugar donde se estableció en primera instancia (Disp. Adicional décima Ley 20/2013).

¿Cómo se prevé que esto sea posible? Mediante el principio de eficacia, basándose en un criterio de confianza mutua y de cooperación entre Administraciones públicas. Se reconoce la validez en todo el territorio nacional de las actuaciones administrativas de intervención (artículo 20 apartados 1, 2 y 3 de la Ley 20/2013). Éstas están referidas a aquellas que permiten el acceso y ejercicio de una actividad económica; o los reconocimientos, acreditaciones, calificaciones o certificaciones. No obstante, hay tres supuestos recogidos en el artículo 20.4 de la mencionada Ley 20/2013 a los que no aplica esta previsión.

Se configura con la finalidad de asegurar la libre circulación de bienes y servicios por todo el territorio nacional. Recordemos que este principio de licencia única y legislación de origen, se corresponde con el mercado único europeo, como así viene reconocido en el Preámbulo de la Ley 20/2013, de 9 de diciembre. En aras de la pretendida eficacia, alcanzar la unidad de mercado trae consigo ¿reducir las cargas administrativas? ¿Simplificar las diferencias entre Administraciones públicas? ¿Procedimientos más ágiles? ¿Eliminación de regulaciones innecesarias? Si atendemos al tenor literal de la norma referida, la respuesta a los interrogantes anteriores es afirmativa. Esta es la teoría pero ¿cómo será la práctica? Necesaria pregunta, habida cuenta de que afecta a numerosas competencias autonómicas y locales. Quizás surja litigiosidad por la prevalencia de una regulación sobre otra, y ésta se puede plantear no solo entre el Gobierno central y Comunidades autónomas, sino también entre éstas y las entidades locales. Al respecto tener en cuenta que la Ley de garantía de la unidad de mercado no tiene como aspiración uniformar los ordenamientos jurídicos. Siguiendo doctrina reiterada del Tribunal, unidad no es igual a uniformidad, son dos realidades diferentes (sirva como referencia el F.6 de la STC 88/1986, de 1 julio). Por tanto, la diversidad normativa se mantiene en el Derecho español y va a ser necesaria mucha cooperación y lealtad interadministrativa.

Sin comentarios | Leído 1 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*