¿Y AHORA QUE HACEMOS CON NUESTROS RIOS?Ivan Simón Quintana

La situación de crisis global está llegando a todos los ámbitos, y el medio ambiente no iba a ser una excepción.  En Catalunya la Agencia Catalana del Agua (ACA) lleva en quiebra técnica desde hace varios meses, este 2011 finalizará con una deuda financiera en torno a los 1.200 millones de euros, a los que se han de sumar las deudas con proveedores y administraciones que ascienden a 230 millones de euros. El ACA ha visto com se iban reduciendo las aportaciones de la Unión Europea y de la propia Generalitat de Catalunya en detrimento de otras inversiones.

Las consecuencias de esta enorme deuda no tardarán en repercutir en los de siempre, es decir, en nosotros los ciudadanos. Para empezar con un incremento exorbitante del canon del agua (tema que trataremos en futuros artículos), pero más grave aún serán todas las consecuencias indirectas que ello conllevará.

Una de esas primeras consecuencias ha surgido del impago sistemático por parte del ACA al Consorcio para la Defensa de la Cuenca del Rio Besos, esta institución que engloba a unos cincuenta y dos municipios  del área metropolitana de Barcelona (con 14 plantas depuradoras) ha recibido el impacto generado por la falta de ingresos y por el incumplimiento por parte del ACA de sus obligaciones financieras.

Según fuentes del Consorcio la deuda del ACA asciende a 10 millones de euros, y su impago ya ha tenido como consecuencia que no hayan podido hacer frente a pagos tan importantes como la electricidad o el pago a sus proveedores. Pero la situación puede ser mucho peor ya que en caso de continuar con esta situación las depuradoras tendrán que “parar máquinas” en el mes de diciembre, con el perjuicio que ello comporta y los perjuicios que esa situación causaría tanto a los ríos como a la biodiversidad del entorno.

Así, según declaraciones del presidente del Consorcio para la Defensa de la Cuenca del Rio Besos, Jose Orive, los ríos corren el peligro de volver  a ser grandes alcantarillas como eran hace unos años; con lo que todo el trabajo conseguido durante tanto tiempo se quedaría en nada en tan solo unos meses. Los ríos más perjudicados por esta inactividad de las depuradoras serían el Besós, el Congost o el Mogent.

Esta situación, que se repite a lo largo de toda la geografía española, nos está llevando a una situación en que la mala gestión por parte de los organismos públicos repercutirá directamente en el medio ambiente y nuestra calidad de vida. Que la mayor parte de los ingresos de un Organismo Público com el ACA estén destinados a pagar gastos financieros e intereses por préstamos solicitados no debería ser el modelo a seguir.

No haremos aquí una demonización del sector financiero en España, pero sí que reclamamos un modelo más limpio y transparente, un nuevo modelo en que la vida pública no esté asfixiado por deudas financieras, y lo que es peor, que eso tenga consecuencias en los logros obtenidos en estos últimos años en el campo del medio ambiente. Que se trate de dinero público no quiere decir que se pueda jugar con él sin ningún tipo de consecuencia, y desde aquí exigimos responsabilidades (si ya sé que eso en España es un poco utópico), ¿Cómo se ha llegado a esta situación? ¿Quién ha hecho estos agujeros financieros en los organismos públicos? ¿Debemos pagar todo por su incompetencia o dejadez?

Los ríos españoles pueden ser uno de los primeros perjudicados, pero no serán los únicos; en este estado de crisis financiera global mucho me temo que el sector del medio ambiente va a salir muy mal parado, y no podemos permitir tirar por la borda todos los logros conseguidos en estos últimos años; tendremos que hacer esfuerzos entre todos y somos conscientes que será difícil volver a la situación anterior, pero debemos exigir un mayor control en el gasto público y una mejor gestión de los entes públicos para evitar llegar a situaciones tan desagradables como tener que parar una depuradora y poner en peligro todo el ecosistema.

Sin comentarios | Leído 5 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *