Workshop finanzas sostenibles y gestión de riesgosLuis Fructuoso Barea | Histórico del BlogCanalProfesional

Workshop finanzas sostenibles y gestión de riesgosLuis Fructuoso Barea

 

El pasado 26 de octubre, en el marco del Global Ecoforum organizado por Eco-Union en Barcelona, se llevó a cabo un encuentro anual entre los distintos sectores económicos, sociales y políticos de la sociedad para reflexionar, relacionarse y generar ideas nuevas hacia un mundo más sostenible y responsable en la Región Euro-Mediterránea.

Celebrado en el edificio de La Pedrera, se organizó por parte del Despacho de Profesionales de la Sostenibilidad (DPS) un workshop denominado “Finanzas sostenibles y gestión de riesgos”.

En él, se habló del papel que, en el contexto actual, debe tener la gestión del riesgo asumida como un riesgo operacional (1).

El desarrollo cada vez mayor de la normativa sobre Responsabilidad Ambiental a partir de la Ley 26/2007 impone una base jurídica que agudiza, si cabe, la necesidad de gestión del riesgo pero más allá de la versión, sencilla, de evaluar los impactos ambientales.

En la ponencia presentada por Sergio Simón, de DPS, se apuntaron algunas ideas clave sobre la gestión del riesgo financiero de componente ambiental:

No debemos hablar de riesgos ambientales de forma estricta, pues pueden quedar asociados a riesgos de tipo natural (inundaciones, incendios forestales, riesgo sísmico o geotécnico…) o bien a las consecuencias de los impactos de una actividad sobre el medio. Para ello, ya existen herramientas de gestión, tanto desde la legislación vigente (Ley 16/2002, trasposición de la Directiva IPPC…  de próxima modificación) como sistemas voluntarios de gestión ambiental (ISO 14001, EMAS…). Y especialmente la modificación de la Ley 16/2002 que lo vuelve a reforzar.

Una visión más profunda es afrontar el riesgo como riesgo financiero de componente ambiental, es decir como un riesgo operacional más. La Ley de responsabilidad Ambiental, crea la obligación de responder económicamente ante un hecho accidental que genere un daño en el medio.

 De esta necesidad, se crea la oportunidad de pueden evaluar de forma mucho más completa las consecuencias económicas derivadas de una accidente que produzca un daño en el entorno, y actuando en consecuencia. Para ello, la figura del gestor de riesgos, común en las zonas de influencia anglosajona, es más necesaria, si cabe, y debe incorporar el medio ambiente como fuente de riesgo.

 Hay que tener en cuenta que el contexto socioeconómico en que nos encontramos es el de un escenario de incertidumbre, si no de turbulencia, en el cual los comportamientos a medio plazo y las proyecciones son difíciles de determinar, acuciados por la falta de información y por necesidades “cortoplacistas” y en un ambiente “Infoxicado” ( por un exceso dañino de información).

 Así, la disponibilidad y el precio de recursos naturales están sometidos a fluctuaciones que, si no son evaluadas y conocidas desde una perspectiva del riesgo asociado a ellas, pueden poner en riesgo la viabilidad de proyectos y operaciones en las actividades

Con o sin un gestor de riesgos, el análisis es necesario, puesto que permitirá la identificación de fuentes de peligro (consumo de energía, de agua, producción de residuos…), sucesos iniciadores (aumento del precio de la energía, del coste de saneamiento o de gestión de los residuos…) y los escenarios consecuenciales derivados de la combinación de ambas, para evitar obtener unos beneficios que difieran de los esperados, evaluar la flexibilidad para trasladar instalaciones o adelantarse en el conocimiento de alternativas a materias primas y productos sustitutivos, y por tanto una gestión específica destinada a minimizar el riesgo más allá de los impactos.

 Si se dispone de herramientas útiles, la monetización de todos los escenarios permitirá una gestión del riesgo ambiental con una perspectiva económica, y por tanto transformándolo en Riesgo Económico de componente ambiental.

Posteriormente, intervinieron en la mesa redonda, moderada por Luisa Nenci (SustainValues) los señores Narcís Berberana, Director de Medio Ambiente  y Operaciones – AQUALOGY – Grupo AGBAR), Martí Puig (CISVASA, presidente del Club EMAS en Catalunya), Javier Dueñas (Director Responsabilidad Social Corporativa – Cajamar Caja Rural) y Carolina Borràs (Socia- Abogada- UHY FAY&CO), además de Sergio Simón, Director de Desarrollos de DPS.

Con ellos, se afrontaron diferentes perspectivas de cómo se incorpora el riesgo a la gestión actual de las actividades, y las perspectivas de futuro. La conclusión general es que aún queda mucho camino por recorrer, pero sabiendo que:

 

  • Las entidades bancarias incorporan paulatinamente el riesgo medioambiental en la evaluación de sus carteras de clientes y proyectos y operaciones financieras.

 

  • Disponer de sistemas de gestión ambiental, como el caso de EMAS, permite optimizar el proceso de análisis de estos riesgos de componente ambiental desde una perspectiva técnica.

 

  • Es necesario que los responsables financieros sean partícipes de este proceso por las implicaciones económicas de una buena gestión del riesgo de componente ambiental.

 

  • Las nuevas obligaciones normativas que se impondrán a corto plazo deben entenderse como una oportunidad para entrar en la gestión del riesgo ambiental de forma profunda, y desde una perspectiva ambiental.

En conclusión, el workshop ha servido para poner sobre la mesa un marco de gestión ambiental diferente, de importantes implicaciones económicas y que a corto plazo será sustentado por obligaciones legislativas en trámite, derivadas de Directivas europeas y por tanto que deben ser muy tenidas en cuenta. Gestionar el riesgo ambiental como riesgo operacional siguiendo un método, nos debe permitir poder dar respuesta clara a preguntas del estilo:

 

  • ¿Debería pensar en el cambio de energía utilizada en mis instalaciones, yserá el mismo tipo de energía válido para todos mis emplazamientos independientemente de su ubicación geográfica?
  • ¿Cuándo será rentable implantar un sistema de reutilización del agua?
  • ¿Puedo diseñar un producto asegurador para ayudar en la toma de decisiones vinculadas al riesgo ambiental?
  • ¿Cómo puedo tangibilizar los beneficios económicos que reporta disponer de una certificación/registro ambiental o del etiquetado ecológico de mis productos?
  • ¿Cómo puedo adelantarme a la futura legislación ambiental sin perder competitividad a corto plazo?

Nota:

(1)    El Riesgo operacional u operativo, según se define en el Acuerdo de Basilea (2001) es la posibilidad de producirse pérdidas financieras, originadas por fallas o insuficiencias de procesos, personas, sistemas internos, tecnología, y en la presencia de eventos externos imprevistos.

 

 

Sin comentarios | Leído 4 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*