Simplificación administrativa y tutela ambiental: ¿son compatibles?María José Molina | Histórico del BlogCanalProfesional

Simplificación administrativa y tutela ambiental: ¿son compatibles?María José Molina

La tendencia o aspiración de simplificación administrativa viene ofreciéndose con cambios importantes en la actuación de las Administraciones públicas y en sus relaciones jurídicas con el administrado o ciudadano. Una referencia de ello es, en efecto, las modificaciones introducidas en varias normas del Derecho español que de una u otra forma pueden incidir en materia jurídico ambiental. En virtud de esta nueva realidad, pasan a simplificarse determinados trámites administrativos mediante su sustitución por otras técnicas legales u otros dispositivos de intervención de naturaleza pública. Vinculándose a estas cuestiones, os comparto con interés un texto leído recientemente, “Simplificación administrativa y protección ambiental: puntos de conexión y límites desde la regulación y gestión del medio ambiente”, en Revista Aranzadi de Derecho Ambiental, 29, Septiembre – Diciembre 2014, pp. 77-109. La autoría del texto es de Manuela MORA – profesora titular de Derecho administrativo de la Universidad de Huelva. Gracias a la aportación de la autora, a través de su riguroso y sustancial análisis, es posible valorar la incidencia que el principio de simplificación administrativa y sus técnicas pueden tener en el ámbito de la protección y gestión ambiental.

Nos aproxima el artículo recomendado, previa delimitación de los elementos claves de la simplificación administrativa con transcendencia en la tutela y gestión ambiental, en  aquellas regulaciones e iniciativas más recientes (a nivel estatal y de Comunidades Autónomas) destinadas a prevenir y controlar el impacto de actividades y/o proyectos con repercusiones en el medio ambiente. De este modo, en palabras de la autora, es posible “determinar el grado de proximidad que puede haber entre la simplificación y la tutela ambiental, y los límites necesarios para que los objetivos de protección no se vean frustados”.

La temática objeto de análisis por parte de Manuela MORA es una cuestión pertinente. Nos invita a la necesaria reflexión, pues se impone la exigencia de mejorar la calidad de la legislación y de simplificar los procedimientos y no a costa de sacrificar la debida tutela jurídica. Pero, como nos advierte la autora, “abordar el fenómeno de la simplificación administrativa en un ámbito tan sensible como el de la protección ambiental es, sin duda, una tarea compleja, por la aparente contradicción que podemos intuir entre la noción de simplificación, asociada a exigencias de mercados y competitividad, y las necesidades y objetivos de la tutela ambiental, que, como dispone el artículo 45.2 CE, deben orientarse a la garantía de la utilización racional de los recursos naturales” y dada la consideración de que este principio “se encuentra íntimamente ligado a planteamientos de liberalización de sectores y desregulación no siempre compatibles con las exigencias de tutela ambiental”. Es por ello que hay que compaginar satisfactoriamente la gestión de intereses generales, como el que representa la tutela ambiental, junto con la complacencia de derechos de contenido económico.

La ecuación, protección y gestión ambiental versus simplificación administrativa, debe actuar en equilibrio o armonía. Identificar los puntos de conexión entre (a) los movimientos, objetivos y técnicas de simplificación de la regulación y los procedimientos y (b) los fines, objetivos y necesidades de tutela ambiental. De ahí deviene la exigencia de mantener ciertos títulos autorizatorios, pues como nos expone la autora, hay “construir o acotar un concepto de simplificación administrativa específico de los procedimientos ambientales, que no son susceptibles de un tratamiento homogéneo en relación con otros procedimientos administrativos y la aplicación de técnicas de simplificación, por la especialidad del bien jurídico que nos ocupa, cuya garantía de aprovechamiento sostenible viene reconocida en el más alto nivel normativo”. Para concluir con, las evidentes “luces y sombras” que engrenda “la necesaria compatibilidad” de la simplificación administrativa con la protección y gestión del medio ambiente.

Os animo a la lectura del análisis y observaciones que se formulan a través del artículo reseñado.

Sin comentarios | Leído 1 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*