Sanción de 40.000 € al BBVA por consultar sin motivo los datos de una persona en un fichero de morososJavier Álvarez | Histórico del BlogCanalProfesional

Sanción de 40.000 € al BBVA por consultar sin motivo los datos de una persona en un fichero de morososJavier Álvarez

La Agencia Española de Protección de Datos ha sancionado –Resolución 00552/201- con una multa de 40.001 euros al BBVA, ya que,  tal y como quedó acreditado en el procedimiento Nº PS/00652/201, el citado banco con el que la denunciante no mantenía relación alguna, había accedido injustificadamente a sus datos personales registrados en el fichero de solvencia patrimonial y crédito “Badexcug” mantenido por la entidad Experian Bureau de Crédito, S.A.

Obviamente la  interesada denunciante tuvo conocimiento de ello, cuando al ejercer su derecho de acceso, Experian detalló, porque así se lo exige la LOPD, quién había accedido a sus incidencias en el fichero común, en los últimos seis meses, resultando una de ellas la entidad BBVA.

El Banco manifestó que los datos se consultaron por dicha entidad por error, algo por otra parte, difícil de mantener ya que constaban cuatro consultas a los datos de la denunciante.

Recuerda la Agencia en la meritada resolución que la Audiencia Nacional exige a las entidades que operan en el mercado de datos una especial diligencia a la hora de llevar a cabo el uso o tratamiento de tales datos o su cesión a terceros, visto que se trata de la protección de un derecho fundamental de las personas a las que se refieren los datos, por lo que los depositarios de éstos deben ser especialmente diligentes y cuidadosos a la hora de realizar operaciones con los mismos. Conforme a esta doctrina jurisprudencial, la Agencia considera que resulta evidente la existencia en este caso de, al menos, una falta de diligencia debida que le era exigible en los hechos denunciados atribuibles plenamente al BBVA.

Resulta llamativo que, como ocurre en todos los procedimientos de este tipo, el sancionado debe hacer efectiva la sanción en un número de cuenta del propio BBVA. Sin duda paradójico.

Aparte de los requisitos que se establecen para la inclusión de datos en un fichero de morosos, el artículo 42 del Real Decreto 1720/2007, determina que los datos contenidos en el fichero común de morosidad sólo pueden ser consultados por terceros cuando precisen enjuiciar la solvencia económica del afectado. Se presume que concurre dicha circunstancia cuando el afectado mantenga con el tercero algún tipo de relación contractual que aún no se encuentre vencida; cuando el afectado pretenda celebrar con el tercero un contrato que implique el pago aplazado del precio; y cuando el afectado pretenda contratar con el tercero la prestación de un servicio de facturación periódica.

En estos dos últimos supuestos, es decir, cuando se pretenda suscribir un contrato con pago aplazado y se contrate un servicio de facturación periódica, los terceros deben informar por escrito a los interesados de su derecho a consultar el fichero común.

En los supuestos de contratación telefónica de los productos o servicios referidos anteriormente, la información podrá realizarse de forma no escrita, correspondiendo al tercero la prueba del cumplimiento del deber de informar.

Sin comentarios | Leído 117 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*