Pepephone y su autodenunciaFrancisco José Santamaría Ramos | Histórico del BlogCanalProfesional

Pepephone y su autodenunciaFrancisco José Santamaría Ramos

El otro día, buceando por la red, descubro para mi sorpresa una noticia muy interesante a la par que digna de ser comentada por sus múltiples facetas y posibilidades.

El titular, en la página web www.movilonia.com decía así: «Pepephone se autodenuncia ante la Agencia de Protección de Datos»

Lo primero que pensé, evidentemente, es que era un producto de mi imaginación, que estaba soñando o que sin duda debía visitar con urgencia a un oftalmólogo dado que mis globos oculares estaban sufriendo un gran deterioro…

Una vez comprobado empíricamente que estaba despierto y que mis ojos seguían siendo los mismos de siempre, opté por pensar que era 28 de diciembre y que me encontraba inmerso en una inocentada de proporciones astronómicas, pero tampoco… las inocentadas pasarón hace ya meses y la noticia era ni más ni menos que del 30 de abril…

Superado el estupor ante el titular, procedí a leer la noticia en detalle y que se puede consultar a través del presente link: http://www.movilonia.com/pepephone-denuncia-agencia-proteccion-datos/

Resumiendo la ya de por sí resumida noticia:

Pepephone dejó al descubierto la dirección de correo electrónico de 4.845 destinatarios reconiciendo vía Twitter dicha situación y no sólo eso sino anunciando que tomarían medidas legales: «Nos auto-denunciaremos a la APD por el error que hemos cometido al enviar un mail a 4.800 personas sin copia oculta. Lo lamentamos».

Sólo tengo una palabra para este comentario en Twitter: ¡INAUDITO!

No se ustedes pero yo es la primera vez que escucho que una empresa está tan sensibilizada con la protección de datos de carácter personal que se auto-denuncia y, por tanto, asume plenamente la posible sanción económica y que no olvidemos es una sanción grave por violar el principio de confidencialidad establecido en el artículo 10 de la LOPD o sea, que siendo rigurosos, una multa entre 40.001 euros y 60.000 euros.

Y fue en este momento donde uno tiene ese pequeño pinchazo en el cerebro, ese momento casi ascético y espiritual que muchos denominan “encender la bombilla”, pues a mí, sinceramente se me encendió.

La palabra clave o mejor dicho, las palabras clave desde mi punto de vista son publicidad, marketing y adelantarse a los acontecimientos.

Publicidad y Marketing porque se posicionan o, al menos, yo lo veo así como la primera organización que reconoce su error y, además, se auto-denuncia. Es decir, antes de que me castiguen, me convierto en mártir de la causa: “Sí, sí, he sido yo, por favor sancionenme, he sido un chico malo…”.

Esto genera un doble escenario:

Por un lado, las personas ven a la operadora como una entidad responsable con los datos, dispuesta a todo contal de garantizar la protección de los datos personales de sus clientes. Que no haría esta entidad por nuestros datos…

De otro lado, posicionamiento… Éticamente hablando… ¿como la Agencia Española de Protección de Datos puede poner 60.000 euros de multa a una entidad que se ha personado y le ha pedido públicamente que la sancione? Evidentemente 40.000 tampoco le va a poner…. tendrá que ser mucho menos o se verá a la entidad pública como un Ogro recaudador con dientes afilados dispuesto a devorar a cualquier entidad privada que vulnere la normativa de protección de datos de carácter personal.

En definitiva creo que estamos en presencia de una genial campaña de Publicidad. Mi más sincera enhorabuena a los creativos de Pepephone porque con esta brillante idea se han superado y han abierto un gran camino a todas las entidades privadas, el camino del penitente, dispuesto a aceptar cualquier castigo….

Yo por mi parte, esperaré ansioso a la resolución de la Agencia Española de Protección de Datos a la que, en esta ocasión, han puesto entre la espada y la pared.

Sin comentarios | Leído 35 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*