Pánico nuclear. ¿Oportunismo o precaución? (I)Sergi Simón Quintana | Histórico del BlogCanalProfesional

Pánico nuclear. ¿Oportunismo o precaución? (I)Sergi Simón Quintana

Pues un poco de todo. Los últimos acontecimientos acaecidos en Japón han puesto en boca de todos la controversia que suscita la energía nuclear. Pero, ¿Son realmente más peligrosas la centrales nucleares hoy que hace 2 meses?, ¿Son las últimas decisiones del Gobierno Alemán, de congelar la decisión sobre la ampliación de la vida útil de sus centrales nucleares un oportunismo político?. El debate está servido, y mientras tanto, Gadafi avanza implacable sin excesivo protagonismo en los informativos para recuperar las posiciones perdidas en la revuelta popular.

Empecemos por el principio. Lo sucedido en Japón con sus centrales nucleares se debe esencialmente a la siguiente sucesión de acontecimientos. Cuando se producen los temblores de tierra de la magnitud e intensidad que se produjeron, las centrales nucleares están obligadas, por protocolo de seguridad, a parar su actividad. No obstante, las centrales japonesas de esa generación (cómo la mayoría de centrales nucleares en activo del mundo), en caso de parada de actividad, deben iniciar una serie de actuaciones encaminadas a evitar que el núcleo del reactor se sobrecaliente y provoque el evidente aumento de temperatura y presión que conduciría finalmente a una inevitable explosión con liberación en masa de material radioactivo.

Tras la parada de los reactores durante el terremoto, se iniciaron las pertinentes acciones encaminadas a refrigerar el núcleo mediante la puesta en funcionamiento de grandes bombas de agua que funcionan con combustible. Todo estaba controlado y el riesgo de sobrecalentamiento era nulo. Pero llegó el Tsunami, y las bombas que debían garantizar la recirculación de agua para refrigerar el núcleo, dejaron de funcionar. Y aquí es donde realmente se empieza a tener un problema.

En primera instancia lograron introducir agua de mar en el circuito de refrigeración y a la vez, para evitar el exceso de presión que provoca el sobrecalentamiento del interior del núcleo, debieron ir dejando escapar gases que en su mayoría contienen hidrógeno altamente reactivo y que en consecuencia inicia episodios de explosiones e incendios. De esta forma, debe quedar claro que esas explosiones e incendios NO han sido accidentales, han sido un efecto colateral controlado, de los mecanismos de seguridad necesarios para evitar la explosión del núcleo. Cabe decir también, que son esos escapes controlados de gas los que contienen la radioactividad detectada.

Hoy se ha informado de que los japoneses han empezado a restablecer el circuito normal de refrigeración del núcleo, y en consecuencia, eliminar la fuente de peligro, es decir, el sobrecalentamiento. Es sorprende la efectividad de esta gente!! Aunque pueda parecer sencillo, las operaciones necesarias para conseguir introducir el agua de mar en el circuito de refrigeración, las emisiones controladas de gases y la recuperación del sistema normal de enfriamiento, dudo que se hubieran ejecutado con tanta rapidez y eficacia en cualquier país occidental.

Pues bien, centrado un poco el tema, vayamos a reflexionar sobre la actuación de los dirigentes políticos y la prensa en general, a la hora de abordar y aflorar con tanto ímpetu el debate nuclear.

Definimos riesgo, como la probabilidad de ocurrencia de un hecho no deseado, multiplicado por la magnitud del daño. Convendremos todos que, la probabilidad de que HOY haya una fuga radioactiva de un reactor nuclear, no será la misma en una central española que en una central japonesa. ¿Y qué las distingue?, pues precisamente el hecho de que en Japón han sufrido un terremoto de 8,9 en la escala Richter, (cuyos efectos, dicho sea de paso, aguantaron perfectamente las centrales nucleares) y que además fueron posteriormente azotadas por un Tsunami de magnitud desproporcionada.

Es decir, la probabilidad de un accidente en una central nuclear española que libere material radioactivo de forma significativa, no se ve para nada influida por el hecho de que en Japón hayan tenido un terremoto descomunal seguido de un tsunami devastador. Se trata del principio de sucesos independientes que en ocasiones cuesta tanto de entender.

Algunos podrían decir que los acontecimientos de Japón nos deberían hacer reflexionar sobre el peligro que entrañan las centrales nucleares, pero entiendo que el planteamiento es totalmente erróneo, oportunista y manipulador. Es decir, ¿son más peligrosas las centrales nucleares ahora que ha ocurrido un terremoto en Japón?. ¿No fue suficientemente ilustrativo lo ocurrido en Chernóbil en el año 1986, cómo para que Ángela Merkel se planteara una revisión de los protocolos de seguridad de sus centrales nucleares y el estado de las mismas?¿Realmente alguien puede pensar que el riesgo de fuga radioactiva de una central nuclear alemana es mayor hoy que hace tres semanas?

Si se ha fijado el lector, aunque parezca que mis comentarios van encaminados a una acérrima defensa de la energía nuclear (que bien podría ser el caso), lo que pretendo con esta reflexión no es entrar en el debate de “NUCLEAR SI – NUCLEAR NO”. Pretendo, sin ningún género de dudas, ilustrar al lector de cómo la clase política, con los medios de comunicación al frente, son capaces de jugar con las creencias y preferencias de las personas utilizando discursos nada bien estructurados y carentes del más mínimo rigor técnico o científico.

En las siguientes entregas, desmenuzaré las noticias de prensa y televisión, intentando aportar la parte coherente del tema. Es decir, valorando si ninguna clase de prejuicio político los acontecimientos que vayan sucediéndose.

4 Comentarios | Leído 2 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

4 Respuestas a “Pánico nuclear. ¿Oportunismo o precaución? (I)Sergi Simón Quintana

  1. Alemán cuadridulado dice:

    Yo quiero que la factura de electricidad me cueste menos y que las empresas energéticas no vendan la energía por debajo del coste (según dicen).
    Quizás un plan energético objetivo sería conveniente sin intrusiones políticas.

  2. Oscar A. Serón dice:

    Ya era hora de que alguien pusiera sensatez en el debate. Por supuesto que son seguras y limpias la centrales nucleares, mucho más que cualquier papelera de las que pueblan España, o que cualquier industria petroquímica. O acaso no han muerto más personas por accidentes en petroquímicas que en nucleares (Bopal en la India, como ejemplo) y el polo industrial de Huelva ¿es o no un lugar poco deseable para vivir con restos de plomo, mercurio, fertilizantes químicos, y un largo etcétera? Seamos serios, por favor, y revivamos a Ortega, que nos vuelven a tratar como a borregos y así: “La desventura de España es la escasez de hombres dotados de talento”, y (añado yo) casi todos se encuentran en la política, ya que en la empresa privada no aguantarían ni dos telediarios.

  3. Joaquin dice:

    Un post muy interesante. Estaremos al tanto de tus nuevas entregas. Os acompaño un enlace de la noticia publicada hoy en Expansión sobre la evacuación de la central de Fukushima:
    http://www.expansion.com/2011/03/21/empresas/energia/1300695496.html

Enviar Comentario

*