Las aguas privadasSergi Simón Quintana | Histórico del BlogCanalProfesional

Las aguas privadasSergi Simón Quintana

El Real Decreto-ley 17/2012, de 4 de mayo, que adopta medidas urgentes en materia de medio ambiente, por lo que respecta a la gestión del agua, implica algunas medidas que permiten reflexionar sobre antiguos problemas. Se incorporan medidas que favorecen que los derechos de aprovechamiento privados de aguas se transformen en concesiones, como las que son de aplicación al resto de aprovechamientos.

Estos derechos derivan de la normativa de las aguas anterior a la Ley de Aguas de 1985, primera Ley “moderna” que reguló el tema de aguas, y que su puso su declaración como bien y derecho de uso público, tanto de las aguas superficiales como de las subterráneas, lagos…. más de 100 años después de la Ley de 13 de junio de 1879.

Así, las únicas aguas privadas legalmente existentes en España derivan de dichos derechos, y el nuevo Real Decreto-Ley quiere facilitar con la Disposición transitoria décima, la transformación de estos derechos privados en concesiones administrativas, figura actual con la que se conceden aprovechamientos de pozos…. manteniendo el límite de éstas en el año 2036.

La medida implica como reflexión que continúan existiendo y teniendo importancia en España los derechos privados sobre el agua, que como otros derechos (mineros…) se han mantenido sobre monarquías, repúblicas y dictaduras, pero que no son sino una pequeña parte de las concesiones existentes y, aún más, de las captaciones existentes.

Porque, más allá de los términos e implicaciones jurídicas, hay un problema de fondo que no se quiere, sabe o puede afrontar 25 años después de la “moderna” Ley de Aguas. De facto, en España, muchísimos propietarios consideran “privado” su pozo, construido por él en su finca, al que instaló una bomba de su propiedad, y paga el consumo eléctrico de ésta. Es decir, que lo que hay debajo de su suelo es suyo. He topado decenas de veces con esta justificación, y no sólo en el mundo agrícola si no también en modernas industrias o lujosas urbanizaciones.

Y no es un problema menor, puesto que aproximadamente la mitad de los recursos agrícolas en España “viven” de las aguas subterráneas. Según algunos autores, más del 80% de las captaciones existentes antes de la entrada en vigor de la Ley de Aguas de 1985 no han sido declaradas, y eso supone cientos de miles de pozos.

Y en el contexto actual de crisis, no parece que la medida promovida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente lo vaya a modificar. Con ello, otras medidas del mismo Real Decreto Legislativo, como las referentes a gestión de acuíferos (hoy en día masas de agua subterráneas) pierden su fuerza, puesto que en casos de sequía, sobreexplotación…. se va a controlar al declarado, y nunca al “ilegal” o en el mejor de los casos “alegal” y no se va a poder gestionar correctamente este recurso.

Y el problema de la explotación de las aguas subterráneas en España seguirá existiendo en un contexto climatológico y económico que no augura, precisamente, nada bueno.

1 Comentario | Leído 335 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Una respuesta a “Las aguas privadasSergi Simón Quintana

  1. Sergi Usero dice:

    Está claro que por más seguriad jurídica que persiga el legislador en el tema del aprovechamiento privado de las explotaciones de agua, siempre chocará con el statu quo tan propio de este país: la percepción de los recursos naturales como algo susceptible de uso privativo y la falta de concienciación por la escasez de agua.

Enviar Comentario

*