La modificación de la Ley 16/2002 de prevención y control integrados de la contaminaciónLuis Fructuoso Barea | Histórico del BlogCanalProfesional

La modificación de la Ley 16/2002 de prevención y control integrados de la contaminaciónLuis Fructuoso Barea

 

Actualmente se encuentra en trámite parlamentario (Proyecto de Ley) la modificación de la Ley 16/2002 de prevención y control integrados de la contaminación. Esta Ley, es la trasposición de la Directiva 2010/75/UE (o Directiva de Emisiones Industriales, DEI), que debería haberse hecho efectiva a más tardar el 7 de enero pasado. No obstante, son varios los países de la UE que no han adoptado aún esta directiva.

No obstante, dado que ya se ha publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales el texto íntegro, que está finalizando el periodo de enmiendas, y que la Directiva DEI ya es más que pública, vamos a reflexionar sobre las principales novedades que introduce la Ley.

 

Contenido:

El principal fundamento de la nueva Ley reside en el papel preponderante que se da a las Mejores Tecnologías Disponibles (MTD, o BAT por sus siglas en inglés), a nivel de exigencia a las empresas “más contaminantes”. Estas empresas, según las noticias publicadas recientemente, son más de 6.000 a nivel de todo el estado, 52.000 en la Unión Europea.

Es decir, que el compendio de documentos sobre mejores tecnologías desde el punto de vista medioambiental, alguno de los cuales ya están aprobados por sus correspondientes Directivas, pasan a tener rango de norma en cuanto a exigencia en la aplicación de nuevas tecnologías y de los límites de emisión a las aguas, a la atmósfera….asociados a cada técnica. Resumiendo, esto supone que los valores límite de emisión, por ejemplo, de un foco fijo (chimenea) serán asimilables a los alcanzables por la mejor tecnología disponible para ese proceso.

También hay un refuerzo en las condiciones de funcionamiento de las actividades por lo que respecta al suelo y a las aguas subterráneas, tanto en fase de funcionamiento como al final de la actividad, así como a los riesgos asociados a la actividad.

Por otro lado, hay algunas iniciativas puntuales destinadas a mejorar el tiempo de tramitación de las autorizaciones ambientales, eliminando el trámite de renovación de la autorización, reduciendo el plazo máximo, o el tiempo máximo que tienen las administraciones para “informar” sobre el proyecto.

Además, se modifica el listado de actividades “IPPC” añadiendo y quitando algunas respecto del Anexo I vigente.

No obstante, faltará por adecuar el reglamento o desarrollar uno nuevo para esta ley, que se añade a otros como el de emisiones a la atmósfera (que podría englobarse) y otros pendientes de aprobar. Y por supuesto, las casi 17 transposiciones autonómicas de la Ley estatal, puesto que muy pocas contemplan alguno de los requisitos de la nueva legislación.

Finalmente, comentar que antes del 7 enero de 2014, todas las autorizaciones ambientales deberán estar revisadas si en su redactado no de adecúan a lo establecido por la Ley.

 

Reflexiones:

Esta nueva legislación supone un nuevo reto a afrontar por las empresas españolas y europeas en general, en un momento de crisis como el actual, en el cual, el empuje hacia la excelencia ambiental va a ser un reto

No obstante, esta situación abre más, si cabe, las diferencias con otras economías, emergentes o consolidadas, donde la regulación ambiental dista mucho de la europea, como China, sin ir más lejos, aunque empiece a avanzar en la materia.

Y en un escenario de recortes de personal y recursos e la Administración, cabe preguntarnos si serán unas modificaciones hechas para no cumplirlas, por mucho que se empeñe el legislador. Porque, ¿cómo se revisan 6000 autorizaciones en un año sin incrementar los recursos de la Administración, como dice la disposición adicional única del proyecto de Ley?

Y que sucederá cuando no haya una buena función inspectora por falta de capacidad porque aunque se refuerce la posibilidad de delegar esta función  inspectora, ¿quién podrá pagarla con los recursos disponibles?

En fin, muchas preguntas cuya respuesta aún debe esperar a la publicación, en las próximas semanas de esta ley, cuyo proyecto de texto se puede encontrar en:

http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/A/BOCG-10-A-35-1.PDF#page=1

 

 

Sin comentarios | Leído 21 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*