CUMBRE MUNDIAL DEL CLIMA 2011 – FIN DEL PROTOCOLO DE KIOTOIvan Simón Quintana

El lunes 28 de noviembre empieza oficialmente la Cumbre del Clima en Durban (Suráfrica) con la presencia de 195 países. Dicha cumbre, que se prolongará hasta el 9 de diciembre, nace con la intención de que los países industrializados garanticen más compromisos frente al cambio climático y al calentamiento global.

Asimismo cobra importancia la postura que adoptarán los diferentes países de cara al Protocolo de Kioto, cuyo vencimiento será en el año 2012. Dicho Protocolo, que es el más importante documento firmado frente al calentamiento global, ya nació muy debilitado al contar solo con 38 países industrializados, los cuales adoptaron el compromiso de reducir en un 5% sus emisiones de gases invernadero en el período 1990-2012.

En el 2012 se tendría que renovar la firma de dicho Protocolo para el período 2012-2020, y lo que nos encontramos es que en vez de sumar adeptos se van perdiendo miembros por el camino. Así Japón, Canadá y Rusia ya han confirmado que no renovarán su compromiso hasta que las dos grandes potencias (China y Estados Unidos) lo ratifiquen en los mismos términos.

Por su parte, las dos grandes potencias que nunca se subieron al tren de Kioto, afirman que ahora no es el momento de tratar estos temas. Estados Unidos culpa de ello a la recesión económica y al aumento del “negacionismo climático” en su país. China afirma que limitará su crecimiento de emisiones pero sin un control externo y sin tener que dar explicaciones de los resultados.

Por su parte la Unión Europea intenta que sus esfuerzos no sean estériles y puedan comprometer al mayor número de países, sobretodo China y Estados Unidos que representan el 42% de las emisiones de gases de todo el mundo. En estos términos se expresó la comisaria de Acción para el Clima, Connie Hedegaard, quien afirma: “Seamos claros: la UE apoya el Protocolo de Kioto, pero es evidente que un segundo periodo de Kioto con solo la UE, que representa el 11% de las emisiones mundiales, no basta para el clima. Esto no puede considerarse un éxito en Durban”.

Con estos datos en la mano uno se pregunta ¿sirven de algo los esfuerzos de muchos países poco contaminantes frente a la negativa de los países más contaminantes? Son cuestiones que llevan a la situación actual, en la que los países que firmaron Kioto se sienten ingenuos al ver que las grandes potencias no entran en el juego.

Entre las voces discrepantes quería resaltar la de Marjan Minnesma, la mujer elegida como la empresaria “verde” más importante de Holanda, quien afirma “¿Conferencia de Durban? Una pérdida de tiempo. No se moleste en seguir la conferencia sobre el clima de Durban esta semana,ya lo estamos haciendo nosotros mismos. No los gobiernos, sino los propios empresarios son los que salvarán el planeta”. Una opinión que compartimos totalmente, tenemos que ser nosotros los trabajadores y empresarios, los ciudadanos, quienes intentemos salvar esto. Los países y las Conferencias que se montan nos parecen más una campaña de marketing para lavar su imagen, así como unas buenas vacaciones pagadas a costa de los de siempre, es decir nosotros.

Pero no debemos perder la esperanza, la presión de las asociaciones ecologistas, de los ciudadanos y de los personajes públicos, deben impulsar la Conferencia de Durban y conseguir llegar a un acuerdo de mínimos. Son los habitantes de los países que se niegan a asumir compromisos frente al cambio climático los que deben presionar a sus gobiernos para que no queden como los “malos” de la película, solo así se podrá conseguir un documento consensuado que permita alargar la vida de nuestro planeta.

 

 

 

 

Sin comentarios | Leído 7 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *