Crisis, bolsa y empresas del DJISSergi Simón Quintana | Histórico del BlogCanalProfesional

Crisis, bolsa y empresas del DJISSergi Simón Quintana

¿Son más rentables las empresas que cotizan en el DJSI que el resto de compañías de su mismo tamaño y sector? Se están comportando sus acciones de forma especial en la coyuntura actual de fuerte crisis económica? En resumen, ¿Estar incluida en un índice de empresas cotizables sostenibles es un buen indicador de su comportamiento futuro respecto a sus homónimas no incluidas en dicho índice?

Empecemos por el principio, el Dow Jones Sustainability Index (DJSI), está compuesto por 342 empresas clasificadas en 57 sectores que a su vez, se agrupan en 19 supersectores a partir de la valoración de las políticas de sostenibilidad de las principales empresas del mundo. En 2011 son 20 las empresas españolas en formar parte del índice.

Estas 20 empresas son: Acciona, ACS, BBVA, Santander, CaixaBank, DIA, Endesa, Ferrovial, FCC, Gamesa, Gas Natural, Iberdrola, Indra, Inditex, Mapfre, REE y Telefónica, . Asimismo, Repsol y Enagás se encuentran a la cabeza de los sectores de gas y petróleo y ‘utilities’ respectivamente.
En resumen, el DJSI considera y valora las buenas prácticas en Responsabilidad Corporativa de las empresas y selecciona a las mejores de cada categoría. En España eran 34 las compañías españolas que formaban parte de los valores elegibles para DJSI.

Es importante destacar que la comparación entre empresas se hace atendiendo al tamaño de las mismas y al sector en el que operan. Es decir, no se trata de escoger las mejores empresas del mundo en temas sociales y ambientales, sino de reconocer dentro de cada sector cuales de ellas tienen un mejor comportamiento respecto a estos aspectos.

Pero una vez valoradas e incluidas en el índice, ¿podríamos presuponer que el comportamiento en bolsa de estas compañías es mejor que el de las que no están incluidas en el índice y operan en el mismo sector? Uno de los principales problemas que nos encontraremos a la hora de intentar dar respuesta a esta cuestión, ya lo adelanto por anticipado, es el hecho de que suelen formar parte de este índice de sostenibilidad las que ya tienen una mayor solvencia dentro de cada uno de los respectivos sectores. Es decir, no hay forma de saber si son mejores por su comportamiento social y ambiental o si por el contrario el hecho de ya ser las mejores des de un punto de vista puramente financiero hace que resulte más fácil que apliquen criterios de responsabilidad social y ambiental más ambiciosos que el resto.

De todas formas, lo que si podremos vislumbrar es el hecho de que los criterios de responsabilidad social y ambiental más exigentes conllevan un peor resultado o igual o mejor que los que aplican criterios más modestos.

Tras analizar la serie temporal de los últimos 5 años, comparamos el comportamiento de las entidades financieras que cotizan en el IBEX35. Valorando diferentes índices e indicadores se puede concluir que:

Las empresas cotizadas en IBEX 35 e incluidas en DJSI han tenido un mejor comportamiento que las cotizadas en IBEX 35 y pero no incluidas en el DJSI. De entrada es lógico pensar que ello se debe fundamentalmente a que las incluidas en el DJSI son las más solventes y fuertes del mercado financiero. No obstante, también puede afirmarse que las políticas de responsabilidad social y ambiental emprendidas por estas empresas, pese a los costes nada desdeñables que suponen, no ha influido en sus resultados significativamente, o al menos, los inversores no lo han percibido de esa manera.

Es decir, se puede afirmar, aunque parezca una perogrullada, que una empresa con recursos, aunque los costes de políticas sociales y ambientales sean muy considerables, no ve afectado su comportamiento en bolsa más allá de lo que la coyuntura económica que impere en cada momento condicione.

Y aún así, no todas las grandes corporaciones apuestan por este modelo. Cada año entran nuevas empresas de todo el mundo y de diferentes sectores en DJIS, pero también son unas cuantas las que no pueden mantenerse en él. El caso más reciente y de mayor repercusión ha sido la salida de Coca-Cola del índice. Bastará ver ahora, si el hecho de no estar incluido en este índice condiciona negativamente el comportamiento de sus acciones respecto al resto de compañías de su sector que siguen incluidas en el DJSI.

Sin comentarios | Leído 2 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*