¿Crecimiento económico a cualquier precio? Los problemas de contaminación en China.Ivan Simón Quintana | Histórico del BlogCanalProfesional

¿Crecimiento económico a cualquier precio? Los problemas de contaminación en China.Ivan Simón Quintana

 

Este pasado mes de enero de 2013 se han registrado los índices de contaminación más altos en Pekín (China) de los últimos 50 años.

En Pekín viven cerca de 20 millones de personas, y el espectacular aumento de su modelo económico choca frontalmente con los estándares de calidad de vida actuales. Así, en este fatídico mes de enero, se han llegado a unos índices de contaminación cercanos a los 400 microgramos por metro cúbico de partículas PM 2,5. Para que nos hagamos una idea estos datos superan en veinte veces la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Llegados a este punto se abre una vía de difícil solución, el gigante chino empieza a despertar y lo hace con un modelo económico de crecimiento exponencial, que lleva aparejado unos aumentos espectaculares de contaminación de todo tipo que afecta especialmente a la población.

Las Autoridades han tenido que reaccionar debido a la indignación creada en la población (a veces llevada al alarmismo incontrolado), y según sus estudios esta alta contaminación es producida en un 22% por la contaminación del tráfico, un 17% por la combustión de carbón y un 16% por las obras de construcción, restando un 25% proveniente de las provincias limítrofes.

Para reducir estos altos índices se han adoptado diversas medidas: restricciones de la circulación, incentivación de las energías limpias, cierre de las fábricas más contaminantes o sustitución de las calefacciones de carbón por otras menos contaminantes.

Importante este último aspecto ya que el consumo de carbón tiene gran parte de “culpa” en estos altos índices de contaminación. Gracias al carbón consumido (estudios hablan de que provee de 2 tercios del total de la energía consumida en China), se ha producido el enorme cambio en la economía china, pasando de una economía básicamente agraria a situar China como uno de los países con una economía emergente más floreciente. De hecho, China consume ella sola tanto carbón como el resto del mundo junto.

Y frente a esto ¿Quiénes son los principales damnificados?, pues por desgracia siempre pagan los mismo, la población. El Gobierno municipal se ha visto obligado a aconsejar a las personas mayores, niños y quienes sufren enfermedades respiratorias o cardiovasculares que eviten salir fuera o hacer ejercicio enérgico; los ingresos hospitalarios por afecciones respiratorias aumentaron un 20 por ciento en Pekín durante la última nube de contaminación que sufrió la ciudad el pasado mes de enero y no parece que la solución vaya a venir a corto plazo.

Con todos estos datos sobre la mesa la reflexión que nos planteamos es la siguiente: ¿hasta donde podemos llegar a la hora de potenciar económicamente una región?, ¿se ha de hacer a costa de la salud de sus habitantes? La solución no es fácil y es lógico que todos los países anhelen su crecimiento económico, será la propia población la que deberá manifestarse en uno u otro sentido.

 

 

Sin comentarios | Leído 5 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*