Consultoría Ambiental para países en vía de desarrolloSergi Simón Quintana | Histórico del BlogCanalProfesional

Consultoría Ambiental para países en vía de desarrolloSergi Simón Quintana

¿Que tipo de consultoría ambiental requieren los países en vías de desarrollo? Evidentemente algo muy diferente a lo que tradicionalmente se ha venido ofreciendo en los países occidentales más desarrollados.

Consideremos que en Europa, por ejemplo, el sector de la consultoría ambiental lleva más de 20 años ofreciendo diferentes servicios de apoyo a las empresas. Des de los inicios en los que básicamente se trabajaban los estudios de impacto ambiental que debían acompañar a proyectos de envergadura, sobretodo de infraestructuras lineales, pasando por una época de fuerte soporte a las empresas en materia de control de emisiones y vertidos, así como de gestión de trámites ambientales (licencias, permisos, declaraciones…), hasta la actual consultoría especializada según el vector ambiental del que se trate (ruido y vibraciones, valorización de residuos, reutilización de aguas, eficiencia energética…).

Todos estos servicios han ido incorporándose al portfolio de las consultoras a medida que la incontinencia legislativa de los diferentes países incorporaban nuevos requisitos, trámites y obligaciones a las empresas. A la vez, la formación en materia de gestión ambiental así como el asesoramiento en la implantación y certificación de sistemas de gestión ambiental han sido también una constante que ha gozado de gran oferta por parte de las empresas del sector ambiental.

Pero, si tuviéramos que empezar de nuevo, ¿no consideraríamos la consultoría ambiental en otros términos? Seguramente la respuesta obvia será que no, ya que los servicios de consultoría ofrecidos han surgido como oferta a la necesidad de dar cumplimiento a los diferentes requisitos legales que iban publicándose. Otra pregunta distinta sería: Si pudiéramos legislar la protección ambiental de cero, ¿lo haríamos de la misma manera? Aquí la respuesta no parece tan obvia.

El pasado 23 de noviembre, tuve la oportunidad de impartir una ponencia titulada “Estrategias prácticas para la integración de los riesgos ambientales y sociales en la gestión empresarial” en el marco de la iniciativa Horizon 2020 (Capacity Building/Mediterranean Environment Programme) financiada por la Unión Europea.

El seminario en cuestión, de dos días de duración, iba dirigido a un máximo de 45 personas de los ministerios de Economía y Finanzas, Agricultura y Medio Ambiente y del sector financiero de los siguientes países: Albania, Argelia, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Israel, Jordania, Líbano, Montenegro, Marruecos, el territorio palestino ocupado, Túnez y Turquía.

Tanto en la habitual ronda de ruegos y preguntas, como en las diferentes conversaciones que mantuve con los participantes a lo largo de la jornada, se me trasladó la inquietud que tenían en esos países para poder incorporar la legislación en materia de protección ambiental vigente en Europa. La verdad es que si uno se plantea publicar dicha legislación de golpe en un país que está iniciando un nuevo modelo de desarrollo económico, rápidamente se ve abrumado por la magnitud de la tragedia.

En este sentido, y después de unos días de reflexión, he llegado a la obvia conclusión de que la experiencia de las consultoras ambientales, que han tenido que pasar por el análisis de las diferentes disposiciones legales y vivir “en sus carnes” las dificultades de su aplicación, poseen un enorme grado de conocimiento para poder asesorar a los gobiernos de esos países en materia de regulación ambiental.

¿Son todos los trámites que nuestras empresas están obligadas a realizar, necesarios o simplemente útiles?¿Que legislación ha quedado enquistada y no ha sido convenientemente desarrollada por falta de medios para poder aplicarla eficientemente en la empresa?¿Cuánto dinero hemos invertido en inventarios, campañas de sensibilización y otras actuaciones que, visto en retrospectiva no han aportado lo más mínimo a la mejora de la protección del entorno?

Quizás al lector se le ocurrirán cientos de preguntas más relacionadas con estos aspectos, y quizás tenemos entre nuestras manos, las consultoras ambientales españolas, una vía de negocio por explotar que ofrezca grandes beneficios a los países en los que se desarrolle, tanto a nivel de crecimiento económico como a nivel de protección del entorno.

Sin comentarios | Leído 42 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*